Fracking o fracturación hidráulica: soplo de aire tóxico para la agonía energética

fracking

Con cada vez más frecuencia oímos hablar de “fracking”, o facturación hidráulica que es lo mismo, en medios de comunicación, protestas, carteles, etc.

Se trata de un método para la obtención de gas y petróleo que se encuentran “atrapados” a grandes profundidades bajo gruesas capas de roca, normalmente pizarra. El método consiste en perforar pozos a gran profundidad (5000m) por los que luego se inyecta agua, arena y aditivos químicos a grandes presiones que fracturan las capas de roca y permiten “liberar” las acumulaciones de gas y petroleo. Las dudas radican en los aditivos que añaden al agua y arena que inyectan en el subsuelo y que son tóxicas,  cancerígenas y generan alergias mezclándose con el agua de los acuíferos subterráneos desde los que llegan a los ecosistemas y cadena de alimentación humana. Además, el proceso de extracción arrastra desde 4000-5000 metros de profundidad más materiales tóxicos y radioactivos que son bombeados a la superficie y se mezclan con el subsuelo en el camino.

En algunos países como Francia, Canadá, Sudáfrica, etc y algunos estados de Estados unidos está prohibido. En España las solicitudes de licencia para hacer estudios de viabilidad de este tipo de explotaciones se ha multiplicado por tres y Castilla y León acumula una gran parte de los proyectos al ser la región de España con “mayor potencial”. En concreto el norte de Burgos podría contener el 18% de las reservas de combustible que se pueden obtener mediante fracking en el conjunto de España.

RTVE ha elaborado un trabajo multimedia muy claro al que se puede acceder haciendo clic en la imagen.

linkRTVEfracking

Anuncios

Acerca de portilloentransicion

Personas colaborando para fortalecer nuestra comunidad local.
Esta entrada fue publicada en Energía, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.